¿Sabes de qué madera están hechos tus muebles?

Al pensar en abrir una  fábrica de muebles en México uno de los materiales que vienen a la mente de las personas es la madera por su sentido estético y por las tendencias de decoración de interiores. Es muy común conseguirla ya sea como material sólido, en cada elemento de los muebles, o como aserrín comprimido o chapado que tiende a ser más económico. Todo depende del tipo de madera y sus características como material de fabricación.

Todas las maderas tienen características diferentes. En cada tipo de madera debes tomar en cuenta no solo el color, sino su dureza, textura al trabajarla y su maleabilidad para diferentes tipos de trabajos que quieras hacer con ella. Por eso no todas las maderas sirven para todo tipo de trabajo.

Una de las condiciones que debe tener la madera para que su tiempo de utilidad sea mayor, sin importar el tipo que sea, es que para trabajar este material debe estar perfectamente seco y en algunos trabajos curado y desflemado, especialmente cuando se usa en ambientes húmedos como el baño o la cocina.

Tipos de madera

Roble

Asociamos el roble a la dureza y efectivamente una de sus cualidades más destacado de este tipo de madera, de color pardo amarillento. Si quieres que tus muebles duren muchos años, esta es una buena elección.

Castaño

Parecida a la madera de roble y también de gran resistencia y duración. Se emplea sobre todo en puertas de muebles de cocina. Una vez más, una opción a tener en cuenta si buscamos un mobiliario de larga vida.

Caoba

Hablar de caoba es hablar de calidad. Los muebles de esta madera siempre se han asociado a cierto status económicos. Esta madera produce muebles de gran clase, pero requiere ciertos cuidados especiales, como algo de humedad en el ambiente y protegerlos de la exposición al sol.

Teca

Dureza y resistencia son las claves de la teca. Este tipo de madera se usa sobre todo en muebles de estilo colonial. Su origen (procede de la Tectona grandis, un árbol frondoso del sudeste asiático)

Pino

Una madera muy fácil de trabajar y por tanto muy utilizada también. Ideal para un mobiliario juvenil, la madera de pino se puede decapar, teñir y encerar, pudiendo hacer muebles de casi cualquier color. Además, ofrece una gran relación calidad-precio. En el lado negativo de la balanza está el hecho de que al ser una madera blanda es más propensa a los arañazos.

Cerezo

La madera de cerezo se caracteriza por un bonito tono rojizo. Aunque frágil comparada con el roble, se utiliza mucho en mobiliario actual, por sus líneas rectas.  aunque hay que tener cuidado de que no le dé demasiado el sol, para evitar la decoloración.

Una fábrica de muebles tiene que seguir las normas de Profepa, de la misma forma que un grupo de psicólogos en línea reporta a la COFEPRIS.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *